24 febrero, 2022

Mitos y verdades sobre la lactancia materna

MITO REALIDAD
Las mujeres con pechos pequeños tienen menos leche.
El tamaño de los pechos no influye en la lactancia.
No todas las mujeres producen leche de buena calidad.
No todas las mujeres producen leche suficiente para satisfacer el bebé.
Todas las mujeres producen leche de buena calidad y en cantidad suficiente porque la lactancia es un proceso regido por la ley de la oferta y de la demanda”.
La madre no puede comer ciertos alimentos durante la lactancia.Tanto en el embarazo como en la lactancia, la mujer necesita una dieta balanceada. No
hay alimentos que aumenten o disminuyan la producción de leche. A mayor succión corresponde una mayor producción de leche.
Si la madre está enojada o asustada no debe dar de lactar.El estrés o miedo extremo puede disminuir el flujo de leche pero se trata de una respuesta temporal del organismo ante la ansiedad.
Si la madre está enferma, no debe dar de lactar y si sigue lactando no puede tomar medicación.No siempre es así, toda mamá que se enferme o antes de tomar cualquier medicación, deberá consultar su médico.
Una vez que se interrumpe la lactancia no se puede volver a amamantar.Con una técnica adecuada y apoyo, tanto las madres como los bebés pueden retomar la lactancia, luego de un cambio de leche materna a fórmula. Esta práctica es vital durante una emergencia.